verso

"El mundo no cierra todavía" (Jorge Tamargo)

domingo, 25 de diciembre de 2011

Inauguro blog


Hace ya mucho tiempo que abrí mi primera página web (“Estudio Abierto”/ http://www.jtniebla.es/). Entonces preparé una página esencialmente dedicada a mi actividad como arquitecto, pero ya no pude evitar introducir en ella dos secciones independientes: una dedicada a la poesía y otra al diseño.Pasados unos años abrí, junto a mi amigo Paciel González, una nueva página dedicada en exclusiva al diseño (“Camaleonte”/ http://www.camaleonte.es/), pero no cambié entonces la página inicial donde seguían conviviendo las tres disciplinas mencionadas. 

Sucede que aquella primera página “mixta” necesitaba ya un cambio radical de diseño y contenidos, y quise aprovechar esta oportunidad para “deslindar” definitivamente las tres áreas a que dirijo mis intereses. De ahí surgió la idea de un blog para poesía y pensamiento. Este deslinde resulta para mí doloroso, porque concibo la arquitectura, el diseño y la poesía como zonas integrantes (y sólo artificialmente separables) de una y la misma región: el reino de la imagen. Sin embargo, no podemos negar que en los tiempos que corren a los arquitectos se nos pide ser arquitecto; a los diseñadores, diseñador; a los poetas, poeta; y que, desgraciadamente, a ninguno de los tres se nos pide ser pensador. En esta realidad social, donde la especialización producida por la cópula frenética de la ciencia experimental con la economía de mercado se erige como una meta última para casi todos, los espíritus menos especializados podemos resultar incómodos y hasta molestos. 

Por triste que nos parezca a quienes no participamos de ese impulso parcelario, un posible cliente para un proyecto de arquitectura puede confundirse y desanimarse al ver que su arquitecto tiene intereses más allá de su concreta necesidad. Lo mismo puede sucederle a posibles clientes de las diferentes escalas del diseño. Y qué decir de los escrúpulos que muchas veces muestran los consumidores o críticos de literatura ante quienes no se acomodan entre sus cotas disciplinarias. ¿Se puede ser poeta y construir edificios? Bueno, se me hace tan obvio el error de tales dudas que no creo necesario abundar demasiado en ello, al menos en esta primera entrada. Lo cierto es que son muchos los que me han recomendado “estancar” mis intereses aunque sólo sea, (como es lógico, pues lo otro sería para mí imposible) de cara a su divulgación en la red. De lo anteriormente explicado nace este “Encomio de la imagen”, blog que pretende compartir con amigos y lectores en general temas de arte, literatura y pensamiento. 

En este espacio iré publicando noticias relacionadas con mi actividad poética, poemas de libros editados y, por qué no, poemas inéditos, vídeos de recitales, etc. Iré publicando además (espero tener tiempo para ello) textos sobre temas que me inquietan; iré compartiendo descubrimientos que considere interesantes, pues modestamente espero poder ayudar a promover obras de interés de otros poetas y artistas… 

En fin, como no tengo ninguna experiencia en este "territorio bloguero", no alcanzo a vislumbrar qué pasará, ni cuánto tiempo me llevará mantener el espacio vivo. En cualquier caso, me dejaré sorprender y veré si soy capaz de hacerlo. Para ello espero contar con vuestra complicidad, y muy especialmente con la ayuda, siempre inestimable, de mi mujer, Marisela, mucho más hábil que yo (también) para estas cosas. Un saludo inaugural para todos.

Jorge Tamargo